DELIRIOS VESPERTINOS (ABRIL 1)

“Cuando Peña Nieto habla de una crisis solo en nuestra mente, en la mente de lxs mexicanxs, pareciera, al margen de la inevitable (pero absurda) comparación con algún intelectual, que está tratando de construir realidades con barajas de corte reutilizable; como si las realidades fueran distintas y… sí. En realidad, a pesar de los desatinos que pueda tener, en esta ocasión, tiene absoluta razón. Nuestras realidades son diferentes, las de ellxs, los de arriba, los de la aristocracia piensan, analizan, viven, pensando en un país, donde todxs los que no se apelliden, Del Mazo, Montiel, Peña, Salinas, Calderón, Matamoros, Galeana y el largo etcétera, o no tengan un árbol genealógico importante, deben vivir para servir a lxs otrxs. De nuestra parte, borraron los nombres, taparon nuestros apellidos, fumigaron nuestra historia, patentización nuestro futuro, cabe decir, lo único que no han podido hacer es evitar nuestros procesos de organización, tan diferentes, tan versátiles, tan dinámicos, tan inclusivos, tan desde abajo que, hoy, hay un fantasma que recorre a toda la clase política cuando se trata de hablar y reparar daños en materia de derechos humanos. Haciendo uso de nueva cuenta del maestro Monterroso y parafraseando un poquito uno de sus cuentitos; “cuando Peña despertó, el pueblo en resistencia seguía ahí…”

“Tres generaciones para poder duplicar el ingreso de una familia en México. Contaba mi abuelo hace muchas noches atrás, en medio de lo que parecía una última charla, bajo la luz itinerante de una luna que suplicaba por la rotación total que, según comentaban sus padres y conocidos de otras generaciones, cuando la soga apretaba mucho el cuello de lo más valioso que puede tener el ser humano como son sus seres queridos, no se agarraba una dádiva proveniente de ninguna instituciones gubernamental. Explicaba que la huelga y la organización además de la participación comunitaria permitían ver en otros, las laceraciones de soga de tantos años vilipendiados. Al final la soga entendió que con esos cuellos no se juega.”

“Acerca de la justicia, se han encargado desde la Grecia los filósofos más importantes, nos hablaron otros de virtud, otro tanto de términos legales, de igualdad, es decir, trataban aunque fuera mediante una lengua y una decena de jueces blancos instrumentar una razón que facultara la reglamentación del comportamiento humano. Cuando el juez Anuar González Hemadi, que ordenó la libertad de Diego Cruz, el Porky acusado de la violación cometida contra Daphne nos demostró un hecho tan conocido como temible: la justicia se mastica con los bolsillos que pueden mantenerla.”

“¿Por qué los mismos votan reiteradas veces por esos que les llaman sus opresores? ¿Es gusto? ¿Es por lealtad? ¿Será un contexto cultural? ¿Faltará conciencia de clase como quien dice por decir algo? Es muy probable que en cada pregunta podamos obtener un análisis más complejo de la raíz del problema. Pero también quienes “han vendido su voto” (muy  hipermoderno por decirlo bonito) nunca han soñado con volar ¿Será que hay una relación entre las alas que se cortan desde nacimiento y la satisfacción de sentir el aire en el cuerpo sin deber nada a nadie, sin temer nada?

“Empiezan las elecciones por la gubernatura del Estado de México. Todxs afilan discursos, enarbolan sus banderas, alisan su pelo, arreglan su vestimenta, cuidan su imagen, la mass media está contratada: la foto que capte el sentimiento de empatía de cualquier candidatx tendrá, en términos simples, una ligera ventaja. Todxs dispuestos a ridiculizar a su contrincante, a exponer con un lenguaje adjetivado, las maravillas que realizaron (o no) dentro de su anterior puesto. Se han acicalado durante tanto tiempo que se olvidaron de una pequeña insignificancia: ¿Cómo pedir disculpas ante una sociedad olvidada, sacada sólo como tema de análisis universitario y depositada nuevamente en los anales del olvido? ¿Cómo hablar de educación ante niñxs que ya no están con nosotrxs? ¿De qué manera nuestrxs muertos analizarán sus proyectos de seguridad cuando en todo este tiempo no existió una voz en el tormento de la soledad? ¿Por qué observar el rostro de sus posibles votantes si desde hace mucho son simples números matemáticos para toda la clase partidocracia? Quizás, lxs candidatxs deban comprender y aprender que nuestras realidades no están en nuestra mente, sino en nuestro día a día, lo que a la clase política se le olvidó hace mucho ejercer.”

“Pero supongamos por un instante que el delirio de arriba no tiene validez, y que lxs candidatxs si se preocupan no por su partido, sino por convicción y de manera honesta resolver las preocupaciones de la sociedad mexiquense ¿Por qué creer en un proyecto en el que el diálogo está roto desde hace mucho y si nacen críticas son por resentidos, por locxs o por delirios de gente sin (con) recuerdo? Sus iniciativas son para toda la población ¿Incluye a los pueblos originarios e indígenas del Estado de México, para las organizaciones civiles de padres y madres buscando a sus hijos, es decir, de los sectores ignorados durante tantos y tantos años? ¿Por qué ahora sí verlos y durante todo este tiempo no trabajar desde diferentes propuestas como sí lo vienen realizando la sociedad civil? ¿Por qué la visibilización en tiempos electorales y la habituación cada cinco años? ¿Por qué los mismos de siempre comiendo los sueños de los de siempre? ¿Por qué ellos y no nosotrxs como lo más importante en la teoría pero aún más, en la práctica?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s