DELIRIOS VESPERTINOS (Agosto 4)

“La vida de un mexicano parece sacada de alguna historia que escribió alguien y no sabía exactamente cuál era el género que escribía, ni si era justo con los personajes principales. En México se lleva a cabo una tragicomedia en la que sólo los de abajo somos los que sufrimos, mientras que los de arriba mueven sus piezas –nosotros- para joder a otros.”

“Un mexicano puede no tener dinero para sustentar a su familia, algunas veces un miembro puede necesitar ayuda médica; un mexicano puede, quizás tener lo justo para su día a día y llega alguien y no sólo le quita lo material, también la vida porque “fueron los nervios”; un mexicano puede salir de su casa e ir con la incertidumbre de si regresará; un mexicano alza la voz para hacer que se escuchen todos estos ejemplos, y si grita fuerte, tan fuerte como para que llegue a oídos del gobierno, lo desaparecen. Así suceden las desapariciones forzadas, por abuso de poder, porque saben que si muchas voces se juntan no podrán con tantos mexicanos.”

“Un mexicano de un pueblo originario, cuyas generaciones han vivido en un mismo lugar y han batallado para sobrevivir, puede llegar a ser destruido y corrido de sus tierras sólo porque empresarios extranjeros y mismos mexicanos consideran que sería bueno tener un segundo aeropuerto para la metrópolis. Y puede llegar un mexicano, uno con bastante peso, a decir “NO” pero a la hora de la hora dice “SÍ”, porque bien dicen que el peor enemigo de un mexicano, es otro mexicano.”

“Los mexicanos pueden ver “muy naturalmente” cómo el ejército se pasea entre sus calles porque el gobierno no “encontró” otra solución para detener la violencia que comenzó a incrementar hace unos doce años. El recién presidente electo, tiene pensado llevar a cabo unos de pacificación que apoyan varias ONG’s. Se revisarán a lo largo del año con la esperanza, esperamos, que no sigan metiendo la pata hundida en el barro.”

“Ahora, imaginen vivir en un país en el que el crimen de robar una papelería porque el salario mínimo es tan pequeño como la justicia en México, y no te alcanza para comprar los útiles de tus hijos se condena mucho más que el tener de patio trasero –literal- una de las fosas más grandes y te haces de la vista gorda. En Veracruz se encontró la fosa más grande del país; Javier Duarte, el gobernador de dicho estado, encubría todos estos delitos, y con la expresión más irónica de la vida en su cara, fue detenido, mientras miles de familiares siguen buscando a sus seres queridos en los lugares más oscuros.”

“Y, mientras todo eso sucede, mientras los mexicanos ya no saben si dar un paso adelante o no, el próximo presidente que tomará protesta el primero de diciembre, parece que le hace ojitos al gobierno americano para ver en qué otra cosa pueden ser “compadres”, y sí, adivinaron. El resto de la clase política en México anda viendo por dónde irse y deslindarse de su pasado priísta del cual todos salieron. EL PRI moría lentamente durante estos 6 años, y sabían perfectamente qué es lo que tendrían que hacer para no hundirse, porque las ratas siempre son las primeras en abandonar el barco, ¿no es cierto?”

“A pesar de todo, los mexicanos continúan con sus vidas, con sus sueños, porque la esperanza de un país mejor continuará hasta el final…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s