Delirios Vespertinos (Abril 2)

“Pareciera que los delirios cobran vida, o al menos se burlan de la vida misma; por un lado, andábamos de actos y tómala: en la semana nos avisan que el buenote de Trump manda a su gente a la frontera, allá esa que nos figuraron los gabachos como un recordatorio de nuestro propio muro de lamentos, donde perdimos no solo la mitad de nuestro territorio, sino la dignidad que, aún, se ha vuelto en lamebotas del gobierno norteamericano.”

“Que nunca se olvide que Ríos Montt pasará a la historia como un genocida donde la memoria de las autoridades siempre ha titubeado entre contar la realidad o la ficción, porque la primera sería difícil de crear y la segunda difícil de perdonarla. La historia de los dictadores latinoamericanos es un cuento de Disney donde las esferas oligárquicas aplauden en tanto que la comisaría popular oculta el reguero por el cual, en el nombre de la bendita democracia, salvaron a un país. Justicia en memoria de las víctimas guatemaltecas de la represión de las dictaduras militares.”

“¿Qué pasa cuando pones a Peña Nieto a defender la “soberanía de la nación”? Que ¡Pum! Te manden hasta la WWE para vigilar toda frontera y mientras tanto, el bajo oscuro mundo de la política que se arregla con la derecha y juega con la izquierda para entretener al chamaco, el bonito de Videgaray cerrando trato y jugando al drama de las camelias bajo el arropaje de la oscuridad y la memoria que tarde o temprano habrá de perdonar al metal dorado…”

“En su discurso, Peña trata de alimentar de manera chistosa el apoyo de la nación ante el afrontamiento de tantas y tantas someras palabras del vecino del norte. Habla de no tener miedo en su alocución cuando la enardecida masa generacional lo encerró en el baño y ante la avanzada lectora, no pudo ni con tres libros ¿será necesario recordar que ante el chauvinismo las mentes pierden la razón y se vuelven probetas de experimentos de control rancios?”

“Hay una cuenta pendiente con la población afroamericana no solo en Estados Unidos, sino en gran parte de Nuestra América: sumida bajo la diferenciación de clases sociales, la propia reducción de este propuesto, resulta un poco ineficiente para saber que la población negra latinoamericana, también, en su territorio, sigue siendo visto como lo antiestético en el mundo donde lo blanco es sinónimo de éxito, de emprendedorismo (lo que sea que un carajo signifique) y claro, la segregación en un intento de colonización de la blanquitud y sus referentes exponencialistas de la raza suprema. Por eso recordamos con orgullo a Luther Kingy Winni Madilizela, exesposa de Mandela por su lucha en un mundo donde la bota blanca a tratado de mandar, ellos tuvieron un sueño que día a día renueva y convoca a un ejercicio de concientización para lograr un día, que la única diferencia entre el blanco y el negro sea solamente un término adjetivado del color y no el juicio discriminatorio de una nación.”

“En la derecha jamás se comete errores: pueden existir muertes, genocidios, violaciones cualesquiera que sean, ignominia y laceración del tejido social, pero nunca mentiras. Y para la izquierda partidocrática que nunca aprende y juega al son que le toquen esperando que las demandas por ser de izquierda se resuelvan bajo la risa y el carisma, al final, con todo y pese que directamente uno no cometa nada, sino por el juego amañado con la firme intención del tío Sam de poner orden a los descarriados países, entonces repetimos la misma historia de Nuestra América irredenta donde los proyectos de emancipación han terminado en el fracaso. De la misma manera en que el gobierno de Temer fracasa al llevar a Lula a la prisión sin pensar que, para el llegar al poder, su “levantamiento pacífico” costo la represión brutal de los sectores menos favorecidos. Brasil se levantará un día y a pisadas gigantes tanto unos como otros habrán de transformar su historia colorida…”

“El desarrollo de un proyecto de nación no versa solo por un discurso que pretenda la unión nacional en tiempos electoral, esa carta es patética, además de inservible: apelar por la soberanía es pretender ver molinos de vientos como enormes gigantes cuando en el interior de la nación una hemorragia interna pretende auxiliarse de los retazos de venda que aún queda y que pueden detener el sangrado. La violación y asesinato de dos mujeres afectadas por el terremoto del 19s, la desaparición de un periodista, los cientos y miles de desaparecidxs, las violaciones que ocurren todos los días, la poca preparación de un proyecto con ideas, firmeza y el impulso de áreas importantes como la ciencia o tecnología, la aplicación de reformas cuando lo importante en la transformación de los métodos difusos , anticuados e inservibles, la visibilización social cada seis años, cuando se junta todo esto, uno sabe que hay un quilombo atorado a nivel nacional que, como los pueblos originarios, son solo un estorbo o un alicientes dependiendo la coyuntura presente. Lo que se necesita es una organización barrial, comunitaria, social, desde las diferentes geografías nacional en las luchas tan diversas que pretendan construir nuevos proyectos de respeto sobre la vida, sobre la justicia, sobre la equidad, sobre un mañana que, pareciera, ha sido negado para los hijos de los días…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s