DELIRIOS VESPERTINOS (NOVIEMBRE 1)

“¿Dónde está Santiago? Fue nuestro grito, nuestra pregunta durante días. Los que desconocíamos su paradero tocábamos la suave brizna del tiempo esperando que en una de sus manecillas estuviera esperando nuestra mano. Los de pantalón largo, quienes venden todo lo que se pueda, se reían de nosotros; ellos sabían que Santiago, nuestro Santiago nunca volvería hablar en voz de la resistencia. Pero tampoco pudieron callarlo, como tampoco podrán contra la resistencia del pueblo mapuche, como tampoco con nuestro reclamo de justicia para Santiago y lxs miles de desaparecidxs que aún no vuelven  con nosotrxs. Pero volverán, de una u otra manera volverán, en tanto nos reproduciremos hasta que terminen por tomar sus aviones y ocultarse, como bien saben hacerlo…”

“Los procesos de reacomodo de la clase política mexicana están desarrollándose, aquello del voto secreto para FEPADE demostró que las representaciones sociales son la excusa perfecta para ocupar un cargo sin representación, de exequias ganancias por un buen traje y pasearse en los jardines de Harvard, donde las realidades polarizadas, se encuentran raras veces, pero cuando lo hacen, huyen porque saben que debajo de esa caminata transita las palabras ahogadas sin ningún valor social excepto si de reventa se habla, porque eso sí, de bisness tan bien prestos… En esta discusión están más interesados en “alivianar” a su compadre y sacarlo del apuro que exponerse ante un juicio público y justicia social por los delitos que se comenten, pero no; Disneylandia es muy bonita como para vender pambazos al lado de la Mimi.

“¿Quiénes serán los encargados de rehacer la vida en la Ciudad de México, Chiapas, Itsmo, Cuernavaca y en los demás sitios donde la catástrofe se presentó? Queda claro que una empresa de calidad y cualidades de profesionalismo no lo hará… Eso es pedir mucho, además descompondría el negocio redondo entre los amiguirris de la clase política y ¿Pues pa qué? Si ya saben los necios chilangos que donde viven era un lago, así que…

“Y se quieren salir del TLCAN los Unaited Estates, pero con eso del gas licuado ya traen bronca, porque los divisdivis del Trump y cia. pos no quieren un chiquero en casita, así que pos que se amuelen los que ya saben de crisis y se adaptaron (ya saben, bien funcionalistas desde ajuerita…) y con esas amenazas y conque los de acá andan de a patroncito, patroncito, pues ¿qué creen? Una vez más, nos veremos haciendo el trabajo sucio (literal) en pos de volver a los gringos en una nación altamente poderosa… aunque desde ahora tengamos que decir Nǐ hǎo y bue… la historia se repite… servilistas mexicanos cuya única patria es la que manera el verde como moneda…”

“El Estado de México es una cocina que huele a quemada; desde las prisiones, las realidades, los futuros que se proyectan, el potencial de salida de una sociedad, cada día se vislumbran peor. Los videos de las extorsiones dentro de los penales, es la simulación foucaltiana sobre la sociedad y sus principios de encarcelamientos sociales; lo que se supondría un proceso de reinserción se vuelve una escuela de la delincuencia y lo que pretendería ser una cámara de diputados para velar los derechos de los ciudadanos se convirtió en el circo, maroma y teatro más grande y triste de la realidad mexicana.”

“…Siset, que no veus l’estaca

on estem tots lligats?

Si no podem desfer-nos-en,

mai no podrem caminar!

 

Si estirem tots, ella caurà

i molt de temps no pot durar,

segur que tomba, tomba, tomba,

ben corcada deu ser ja.

 

Si tu l’estires fort per aquí,

i jo l’estiro fort per allà,

segur que tomba, tomba, tomba,

i ens podrem alliberar…”

“La caída de los sistemas televisivos, la entrada de otras cadenas de comunicación y entremetimiento abre la posibilidad de pensar en una sociedad de un amplio abanico de posibilidades de competencia leal, que permita el crecimiento de una economía achatada por los monopolios existentes desde hace tiempo, mejorando los servicios, ofreciendo productos de calidad en tanto que se estructuran los trabajos, las condiciones laborales y el crecimiento profesional aunado a salarios justos se vuelve un crecimiento económico importante para una nación. Cuando los empresarios como Azcárraga realizan las competencias desleales, favorecidas, además, por la intervención estatal, nos encontramos con realidades terroríficas, donde el poder lo sustentan con orgullo, a pesar de su esencia burocrática y, por lo tanto, corrupta. La separación de Azcárraga, ojo, no tiene nada, pero nada absolutamente que ver con lo anteriormente mencionado: porque también faltaba una cosa: en el mundo de los riquillos: la casa, como dicen que se dice en las Vegas, jamás pierde…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s