Papel ConSentido: Psicología de la Liberación

Nombre: Psicología de la Liberación

             

Autor: Ignacio Martín-Baró

País: Madrid

Año: 1998

9788481642735-es

Editorial: Trotta

¿Por qué leerlo?

I. En esta ocasión presentamos una de las obras fundamentales para la psicología crítica en su generalidad, modificación de campos epistémicos, ontológicos que, desde Martín-Baró nos recuerdan el gran trabajo permanentemente congelado de la psicología en la interacción con las comunidades, en especial de las latinoamericanas. Parafraseando a Martín-Baró, antes que nada, de lo que se trata es de una liberación de la propia psicología. Libro por demás interesante, de suma importancia para lxs psicólogxs en los contextos donde los temas de salud mental, procesos psicosociales se encuentran en una coyuntura de transformación, por no hablar de la psicología y su crisis desde hace algún tiempo en tanto su quehacer cuanto sus procesos sociales en lo general.

 

II. El aporte de la psicología de la liberación, coloca, en primer término, a las comunidades vilipendiadas durante tanto tiempo y el papel del (la) psicólogx en su quehacer profesional. Desde esa perspectiva, se trata de realizar una reflexión sobre los procesos de la psicología, el énfasis patológico que en ocasiones se atribuye a las personas, categorizándolas mediante una enfermedad restando un gran peso a las estructuras sociales y la implicación a la propia salud de las comunidades, separando de manera automática lo colectivo y promulgando lo individual como una medición cuantificable.

ff2

III. ¿Cuál es el objetivo que persigue Martín-Baró en este libro? Definitivamente contrastar un proceso que se naturaliza, atribuyéndose en el mejor de los casos, en errores de apreciación de una praxis carente de una realidad importante, fundamental, donde los procesos de instrumentalización, terminan por ser la racionalización mediante la cual se toman o ejecutan acciones que subyugan los procesos de intervención y/o acompañamiento psicosociales, dificultan las capacidades de potencializar las herramientas de una comunidad. Esto nos refiere a las realidades y su impacto permanente en el capitalismo como hacedor de carencia y problemas sociales que dificultan la permanencia de un ejercicio constate en los desarrollos comunales. Termina por generar una concepción de una verdad que se pretende buscar en los márgenes del contexto histórico de las sociedades, sin saber, que esa verdad la hacen los pueblos en la cotidianeidad, por lo tanto, buscarla servirá para conocer los procesos hegemónicos habituados a los individuos con las consecuencias de una reacción pasiva ante las paradojas sociales que presentan por antonomasia.

imag20

IV. Esa misma psicología que se vuelve funcional, protegiendo los estragos de las clases dominantes que niegan la capacidad de la sociedad paras establecer sus propios caminos mediante su organización, praxis social y compartición, convoca a repensar a la psicología sobre su investigación, el tiempo dedicado al propio status de la misma, sea desde lo individual como en lo colectivo, vociferando su propia verdad como única o hablando de microrrelatos, al estilo de la posmodernidad. En esencia esa activad no hace sino el desarrollo de la hegemonía, procesos alienatorios, individualizando las comunidades, adquiriendo metarrelatos impropios de su quehacer. Ahí, en ese aspecto Martín-Baró y su proceso de desideologización nos permiten avanzar en una interrelación conjunta, compartida con las propias comunidades, fomentando el respecto, la inclusión de distintas cosmovisiones, al tiempo que esa conciencia social que despierta se fusiona con nuevas actividades, fracturando las estructuras de dominación permanentemente consolidadas

 

V. En realidad, sería muy pretencioso de nuestra parte resumir la gran labor de Martín-Baró en cinco puntos. Realmente es imposible y, sin embargo, se vuelve fundamental dialogar sobre las propuestas en pleno siglo XXI de una psicología que ha olvidado, por un efecto amnésico voluntario. Que no sólo permea las esferas de la psicología, sino, y con mayor efecto, en las sociedades de Nuestra América. Martín-Baró propone el rescate de la memoria histórica, adelantado de su tiempo, sin ella nuestras sociedades sufren de una carencia de identidad, sentidos de pertenencia, un quehacer como pueblos, comunidad o sociedad. Memoria que permite el establecimiento de un contexto moldeado a las necesidades, el rescate de las experiencias y de sus propias cosmovisiones. Pero para ello, la tarea se antoja titánica: “… la verdad de los pueblos no está en su presente de opresión, sino en su mañana de libertad; la verdad de las mayorías populares no hay que encontrarla, sino que hay que hacerla…”

nacho

Definitivamente el diálogo está abierto. Coméntanos que te ha parecido la obra de Psicología de la Liberación, qué otros aportes que no mencionamos serían fundamentales compartir en colectivo, que crítica, por qué no, se puede hacer a la obra de Martín-Baró. Deja tus comentarios y comparte para que podamos construir una psicología fuera de sus cadenas de opresión que ella misma se ha generado.

¡Hasta otro Papel ConSentido!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s