DELIRIOS VESPERTINOS (SEPTIEMBRE 2)

“¿Se imaginan que de repente los políticos fueran honestos? Ta weno… dejemos sueños un poco guajiros; imaginemos que reportan todos sus bienes, que un día, quizás un día cualquiera, cualesquiera que fueran sus razones ¿dejaran de ser aunque sea un poco pequeñoburgueses y en lugar de Ferrari, fuera vocho? See no tiene sentido el delirio, pero tampoco lo tenía el ferrari en un país de miles de analfabetas y millones de pobres…”

“Bonitas aguas que nos ponen en enaguas pa acostumbrarnos que eso quesque moviendo a México va en serio… Nomás hace falta muchotote de dinero y tantitita de máuser pa desaparecer comprar resistol 5000, hacer como que se hace trabajando pa que las calles se ven así, chidas (claro, mientras no la apesten con su presencia) y cuando venga la naturaleza con sus delirios… bue… siempre quedará eso de que pinche gente tan cochina; ya volvieron a tapar la coladera…

“Ni se asusten, eso de que de repente Videgaray anda con sus juegos de adivina quién pa saber quién se queda o quien se va del territorio mexicano (nomás faltaba que corriera al propio peñita… un momento…) Situaciones que, claro, es como la venta del chicharrón del domingo para saber quién lo hace más sabroso (el chicharrón…) y ahí ta, el big brother soplándole al chico (a Videgaray malpensados… bueno…) pa que juegue de palero y vendiendo su chicharroncito porque en eso que llaman democracia hay otro chicharroncito de la misma marca pero de otro empate, más morenazo que parece, va a terminar por llevarse la gran tajada del pastel. Moraleja de este delirio, el más sinsentido de todos: ¡corre esas pinches aguas de la calle chingaaaa, ya lo otro lo perdieron!”

“…Pero creer que Obama fue un demócrata sin leer el contexto general, el desarrollo geopolítico, eso bastaría para llamar salvador a Peña Nieto, o a Ordaz, o a Echeverría. Su juego de las clases políticas versa sobre la creación de necesidades y la construcción de mártires que, posteriormente, utilizarán como llave de intercambio para impulsar procesos de economía, sociales o simplemente porque la hidra, rara vez conoce de paz, aunque esta sea sola una mascarilla.”

“Juchitán, Chiapas, la región del Istmo, desde los Delirios, nuestro más sutil, inconforme y distorsionado delirio de solidaridad para las familias, para los pueblos que en estas horas de incertidumbre han pasado por momento realmente duros. No se preocupen, aún una parte de la gran Resistencia estará junto a ustedes, no están y ni se les ocurra pensar que estarán solxs. ¡Juchitán Resiste!”

“Ahí donde el Estado mexicano se ha vanagloriado de una política exterior de exterminio de relaciones (por irónico que parezca, el PRI ha tenido una de las mejores agendas mundiales) por un mero hueso para preservar las miserias de un miserable futuro, Cuba y las islas del caribe enfrentan solas (y es casi literal) el embiste de los huracanes que asolan nuestras costas en los últimos tiempos. Verlos movilizarse ante estas situaciones en un verdadero placer y honor, porque se conoce cuando el amor por la vida, el respeto por la diversidad, se hace presente. Quizás sea ese el talón de Aquiles de la moderna política mexicana que cueste una transformación social de manera urgente donde la depreciación de la acumulación de capital de unos ricos contra muchos pobres, pareciera ubicarnos en el foco del huracán.”

“Justamente la desgracia mexicana, ese desastre natural que exhibe de manera ridícula a los poderes fácticos, las estructuras sociales y a un presidente que simula serlo porque el caro de sapiente ya estaba ocupado, nos dan cuenta de los procesos de organización tan vulnerables que aún se hacen presente.”

“Procesos que en ciertas geografías son aún, un cuento de utopías, de sacrilegios que se vislumbran lejanos, acostumbrados a procesos de corrupción se hace fácil no creer, porque si se lo hace quizás, como en muchas otras ocasiones, probablemente sea un riesgo volver a hacer decepcionado. Y desde esa lógica (si es que se tiene) encuentra en el tejido social un hueco tremendo: se cree que el ayudar pasa por no entrometerse, por no colaborar porque alguien más lo está haciendo, que cada centro de acopio será un lugar donde terminen por robarse las cosas (y justificaciones no les queda si históricamente, ha sido una estratagema de secreto a voces del Estado). Pero aún peor, creer que la ayuda es remilgosa, que se es un favor que se está haciendo, porque aquello de la solidaridad no existen por sus sapiensas cabezas, pareciera, que esas generaciones alienadas no encuentran respuestas en mundos donde cada día podría parecer ganar un escalón más la indiferencia, el individualismo. Y no, no se trata de favores, sino de un proceso de empatía con cualquiera en cualquier parte que se encontrara en una problemática y se estuviera presto a solidarizarse por el simple hecho de que la construcción de nuevas sociedades pasa por el respeto, la siembra de la vida como un factor indispensable, donde lo cotidiano se ha vuelto desaparecer.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s