DELIRIOS VESPERTINOS (AGOSTO 1)

“Después de los socavones que se volvieron el gran invento de las últimas semanas del Estado mexicano, llegan las contradicciones entre si se tenía contemplado el operativo para agarrar al “Ojos” o si de plano fue un medio azaroso. No importa cuál sea la pregunta que gane como lo tienen acostumbrados los medios de comunicación. Al final queda la duda rapsódica sobre las verdaderas intenciones del Estado y de las geografías específicas sobre asuntos relacionados con la seguridad y corrupción. Es un grito en el cielo que la política electoral necesita de momentos coyunturales para perjudicar o aligerar la carga de ciertos personajes que ser postulen para un cargo político. Teniendo el 2018 a la vuelta de la esquina, creer en coincidencias es una contradicción hasta biológica.”

“La leyenda que persiste en la sociedad, sobre justicia para Duarte parece no vendrá por ser imparcial, todo lo contrario: la imparcialidad corrobora el hecho de que los circos mediáticos son monedas de canje, dispuestas a tronar a los actores políticos que, además, habría que recordar, dentro de esta posmodernidad se pierde el acto del quehacer del sujeto en tanto a transformaciones sociales se refiere. Se ha pasado de la crítica e indignación a procesos peligrosos de habituación, donde será terriblemente caótico saber que la mayor condena de los políticos corruptos no es cuánto tiempo pasen en prisión, sino que la reparación de daños es aún, una nube cargada de utopías…”

“¿En realidad las reformas ayudan? Sí, por supuesto. Hace pocos días, un delirio peñatesco mencionó, que este gobierno era el de los millones de empleos, dejando los números en tres millones. Y claro que pueden existir esa cantidad de empleos. La pregunta no está en si lo cumplen o no, al final forman parte de una política ficción. La pregunta debería ir formulada sobre si esos empleos protegen a lxs trabajadorxs, si existen garantías de salud, seguridad que permitan cumplir con normas establecidas constitucionalmente que beneficien a lxs trabajadorxs. Ahí, por supuesto que las reformas ayudan, aunque jamás han dicho que hasta su clasismo de ayuda coloca en una concepción abominable sobre altruismo de colores, clases y sabores diferentes…”

“La clase política mexicana comete un sinnúmero de delirios que, de seguir así, nos dejarán sin chamba… pero bue… como tampoco es que nos paguen por estos delirios que forman parte de la vida pública, no podíamos dejar de pensar en las próximas elecciones del 2018 y las posibles respuestas que venden y colocan su producto entre la gente: (así como bonitos y pechochos emprendedores…) 1) Culpar al partido de a lado sobre socavones cognitivos que se encuentran en calidad de desuso, mirando constantemente lo malo, lo incómodo y lo chafa de tal o cual personaje 2) Proponer una red de infraestructura que permita el fortalecimiento de las construcciones y reforzamiento de las ya realizadas; osease, que si el socavón no es cognitivo sino físico, pues le ponemos un poquito de tierra y ¡ voilà! No desaparece pero podemos  diversificar nuevos productos como, por ejemplo, la renta de espacios públicos para llenarlos de arbolitos, florecitas y elefantes rosas.”

“¿Se han preguntado cómo gastan económicamente los partidos políticos, gobernadores y un largo etc. en medios de comunicación? Sería como promocionar una tarea mal hecha, gacha, con la concepción de que se hizo sólo por entregar puesto que el maestro es barco y no importa tanto como se vea, sino que se entregó que es lo que más cuenta. La única diferencia es que si fuera el caso de estar en un colegio, se llevaría un reporte citando a los padres de familia. En la política se cita a quien critica para saber porque no es para nada, pero para nada, normal ante el status omnipresente.”

“México, por enésima vez se une al diálogo norteamericano sobre el cual dictan sanciones a Venezuela por la falta de libertad de expresión. Hasta aquí todo bien, es decir, normal que un gobierno que omite los suyos no pase por alto el de los demás ¿verdad? Pero ahí ni siquiera está el meollo del asunto: el problema es que una gran cantidad de países se han guardado un silencio sepulcral en cuestiones relacionadas con el Estado mexicano. Definitivamente debería de volver a estudiarse eso que dicen que se llama internacionalismo porque si sólo se ocupa cada que se acuerdan o cada que se necesita cierta “solidaridad” pues… bue…”

“Se desarrolla el festival COMPARTE en Chiapas. La alegría, rebeldía, ciencia, cultura, empatía, compartición y todas aquellas actividades que promueven un intercambio dialógico, deberían de ser tema de reflexión al interior de las academias, en cada esquina, en cada reunión. Lxs compas zapatistas han comprendido algo excepcionalmente fundamental que se realiza en el COMPARTE: que ante la embestida capitalista nuestros esfuerzos, nuestras andanzas hacia condiciones diferentes de las trágicamente presentadas en nuestra realidad, esos esfuerzos, solos, no valen nada.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s