DELIRIOS VESPERTINOS (MAYO 3)

“¿De dónde proviene tanta corrupción? ¿Se genera de la misma sociedad carente de valores? ¿Somos lo que hacemos y hacemos con lo que han hecho de nosotros? ¿Forma parte de un modo de coerción del Estado? ¿La maldad es innata en la humanidad o fue aprendida? ¿Será, quizás, que nuestro país ha sido sacudido por el mismísimo Diablo? Buscamos respuestas, quizás una falta de echarla ganas, de comerse esa frase a riesgo de una gastroenteritis que dice “el cambio está en uno mismo” (si en realidad tuviera significado alguno), en habernos quedado con cinco pesos del diezmo para aquellxs que asistan a su centro religioso, en fin, son tantas las explicaciones que es muy probable que sí, cualquiera en cualquier momento pudiera tener mayor lógica que nuestra propia realidad. Pero en general, no es así. La violencia, como la manera elemental de sometimiento, sirve, en tiempos de paz, para mantener una cohesión tensa y negativa en una población determina. Cohesión que termina por desarrollar una coerción donde las opiniones oficiales son las que cuentan, las que en realidad merecen ser difundidas a través de los medios de comunicación pagados por su silencio por terceros intereses. En realidad, a las masas populares es muy probable que la violencia genere desesperanza, tristeza, coraje, rabia, pero para las élites que hablan el lenguaje del papel verde (dinero pues) es un negocio redondo esperando el mejor momento para vendernos productos de seguridad o satisfacción… ¿Y la violencia? Quizás “cambiando uno mismo” pueda mejorar la cosa, aunque: ¿Ya les habíamos contado de donde proviene la corrupción?…”

“Si uno viaja por autopista desde Indios Verdes hasta cualquier rumbo de Hidalgo, pasando evidentemente por el Estado de México podrá notar un claroscuro salido del mismísimo Lovecraft o Poe o del que guste, pero la idea es la misma: está jodido entre lo que se vende y lo que se compra. Vamos a poner un par de ejemplos, poquitos porque no vaya a ser que nos dé una neuralgia: 1) Lo que se vende; un lugar de progreso, donde el gobierno municipal y estatal trabajan continuamente para la satisfacción de sus ciudadanos, Lo que se compra; la amenaza del corte de agua si no se apoya a determinado grupo de poder político 2) Lo que se vende; familias unidas caminando, corriendo y divirtiéndose en los parques, Lo que se compra: violencia cotidiana en el interior de las familias, problemas económicos para responder a las necesidades más importantes como son alimentación, salud, educación, abuso sexual, violaciones, feminicidios a la orden del día de un proceso de habituación gravísimo, parques donde se corre pero no por felicidad sino porque se detectó a la “jura” que se les viene encima a los que estaban consumiendo algún tipo de droga. Mientras no nos mientan con que se nos vende vida, porque ahí sí, mentiríamos si dijésemos que no se nos va en eso el tiempo…”

“Las elecciones siguen y los delirios suenan. En los delirios no tenemos ninguna predilección por los partidos y si la tuviéramos, la apostaríamos por Homero Simpson, desde nuestra humilde percepción. Pero el delirio en está ocasión no se trata de preferencias, aunque sabemos que hay de preferencias a preferencias, el tema se trata de una blaquitud e imagen de una realidad que no representa. Y es que cuando se observa la imagen del candidato del PRI, Alfredo del Mazo no deja de sorprendernos que la venta del producto (al final, cada partido político trata de vender una mercancía para perpetuar su estancia como vendedor del año o del sexenio, vaya usted a saber) parezca un muñequito de otro universo, de otra realidad, de otra nación. Aquí no pretendemos discriminar, ni mucho menos a las personas como dijera muestra abuela “güeras”, pero la imagen que proyecta, el estilo con el que se mueve, su manera de vestir, de hablar, no concuerda con una realidad de la que, vivencia de manera superficial, desconoce plenamente el funcionamiento de cómo se arreglan las situaciones de mayor laceración en la sociedad mexiquense. Y es que su equipo de venta, sabe que al presentar una imagen atractiva, totalmente diferente a la población que va a gobernar, el falso positivo de la identificación con el otro, pasa por deseos desaprendidos de querer ser como él o tratar de esforzarse para ser lo más parecido a él. En cualquiera de los casos, si el casi 70 porciento entro de la información pasa por un aprendizaje visual ¿Será que esa realidad que vendieron tan cara hasta ellos mismos se habrán creído el cuento de que las cosas marchan bien? No cabe duda que siempre un poco de Photoshop en las realidades vende, y vende muy bien”

“Lo que tú haces ahora lo haré de manera constante yo, madre mía: dijo nadie nunca. Ahora comprendo y reacciono con más análisis como me enseñaste, dijo el 1% de la población a su madre el 10 de mayo y después lo olvidó. Te traje tu plancha madrecita pa que siga en las labores domésticas, dijo México en uno de esos gritos al unísono como los que se escuchan en el estadio Azteca. Madre mía perdóname por una vida loca, lo dijo medio mundo después de super regarla y  de todos modos no resolver nanais. No me festejes carajo, mejor aplícate en tu vida: y nadie respondió…”

“En este 10 de mayo, no todo es fiesta y festejo ¿Y las madres de la plaza de mayo? ¿Y las madres de lxs desaparecidxs? ¿Las madres de la guardería ABC? ¿Las madres de niñxs atacados sexualmente? ¿Las madres golpeadas y sometidas a la estructura patriarcal de casa? ¿Y la madre tierra, nomás porque no la palpan no vale? Desde que se mercantilizó la vida cotidiana festejamos por todo y sin nombre de nadie; total, lo importante es la fiesta en un mundo de ilusiones y sin madre.”

“Liberaron a Mireles y en nombre de la justicia se aplaude porque en un país donde la corrupción impera, casos como el de Mireles nos permiten conocer que la presión siempre tiene buenos resultados. Pero ¿Y los 43 estudiantes de Ayotzinapa? ¿Lxs desaparecidxs en lo que va desde que comenzó la guerra contra el narcotráfico? ¿El castigo contra los que abusaron sexualmente de las compañeras de Atenco, la visibilización y respeto hacia los pueblos originarios e indígenas? ¿El esclarecimiento de lxs desaparecidxs durante la guerra fría del periodo del 60-70? ¿Los actos de corrupción de las altas esferas políticas? Porque si la justicia es ciega, parece que con tanto que le falta por aclarar y establecer pareciera que se volvió sorda.”

“Un desafortunado hecho el enterarnos del asesinato de Miriam Rodríguez luchadora social que buscó a su hija, la encontró y aun así, su espíritu de lucha, si sentido de justicia la llevó a seguir con los familiares para encontrar a los suyos. El Estado sabía del peligro, de las acciones que ella realizaba por la incompetencia o indiferencia de los gobiernos en los tres niveles. Sabían que la tormenta avecinaba y, como espectadores cómplices, aguardaron hasta que la alcanzó la violencia irracional. Hoy la política lamenta el hecho pero de su boca una gran niebla de risa tétrica inunda el aire. Para ti Miriam el recuerdo en este delirio de tu acción y ejemplo de lucha y resistencia pese a las adversidades. Desde este espacio rendimos honor a quien lo merece. Descansa en Paz Miriam.”

“El problema de la concientización del cuidado de las mascotas pasa, como casi todo el contexto social, por la falta de información, la naturalización de observar a las mascotas como objetos y la poca o nula preparación que se tiene para organizar planeas a corto, mediano y largo plazo. La venta de animales siempre señala “una vida feliz con tu mascota”; y tienen razón, pero una vida feliz no es solamente de la persona o las personas con quien convive la mascota, se trata de un proceso de desmercantilización y la conciencia de que un animal, al incluirse a la familia de cualquier persona, automáticamente tiene el carácter de parte de la familia, integrante de la familia que su suerte la acompañará con la nuestra, que los gratos momentos no sólo son de uno para con ellos, sino en la compartición colectiva y consciente fuera de procesos de observación como simple objeto. Queda mucho, muchísimo por hacer y decir. En tanto que quienes velan por los cuidados de las mascotas en un nivel comunitario tienen la gran responsabilidad de trabajar en tareas difíciles. Pareciera que aquéllos con una conciencia establecida, críticos de la realidad deberíamos de participar más activamente en esa modificación y no simplemente en un ejercicio estético de importancia a través de las redes sociales.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s