Mesa-debate “Mitos de la Psicología”

¿Por qué hablar de mitos? Mesa-debate “Mitos de la Psicología”.

Hablar de mitos seduce: nos coloca en un estado de alucinación, de conceptos abstractos y contradictorios. Coloca lo desconocido como eje principal y se parte de un primer conocimiento, quizás, en algunos momentos, planteados erróneamente. Ese es el caso en psicología que en su haber condena prácticas y mitos, disuelve su contenido en ocasiones hasta formar una masa difícil de distinguir.

Acercar la psicología con la comunidad, sin caer en la homogenización, como tampoco en la imposición, pero sí en la humanización de los procesos. Llevar el discurso académico hacia las comunidades para generar un conocimiento colectivo es la idea por la cual la mesa-debate se perpetró. Construir una realidad a través de lo negado, invisibilizado, es una tarea que compete a lxs psicólogxs en el presente, tarea que desafortunadamente encuentra vacíos en quien oye, pero no escucha. Tarea que a pesar de las adversidades que pueda presentar, enriquece la participación de quien generan o tratan de generar modificaciones en sus comunidades. No es casual que la comunidad participe en la mesa, genere, critique, adopte visiones, forme ideas. Son procesos de concientización que resguardan en su interior la capacidad de accionar, de realizar una filosofía de la praxis en colectivo ¿La psicología genera bienestar? Por supuesto, siempre que su base no se limite a procesos de perpetuación de un orden establecido, ni que en un doble discurso se tenga presente a la comunidad y, por otro lado, se encamine a generar proyectos individuales. La práctica psicológica puede potencializar habilidades, pero también funciona como mecanismo de represión, de control instrumental, de consumo, de olvido. Lxs psicólogxs se solidarizan, aunque cada día su práctica se vuelva más individual; cambia la esencia comunitaria por un orden establecido jerárquicamente beneficiando siempre a los mismos, del mismo modo en que se realiza una y otra vez.

Sea, quizás, este el gran mito de la psicología, su capacidad de estimular procesos de bienestar sin la implicación de un trabajo comunitario. Allí donde más se necesita su labor, es donde menos importa o su función no es adaptable a las circunstancias de la comunidad ¿Cuántxs psicólogxs necesitan que encontrarse en medio de la tragedia para que todo un gremio se alce con la bandera de libertad, de justicia, de equidad, de solidaridad?

Agradecemos por la compartición de la psicóloga Pamela Luja Flores quien nos permitió conocer y reconocer procesos que generan en la práctica, transformaciones en beneficio de nuestras comunidades. Agradecemos la armoniosa mesa que presentó y la interacción atenta que conllevó con nuestra comunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s